Katana Kaji, los místicos herreros de Japón

0
319
Los “Katana Kaji”, también conocidos como “Tōkō” o “Tōshō”, son los místicos herreros japoneses, quienes se dedicaron a forjar espadas para los guerreros samurái desde la época feudal de Japón. Aunque en la actualidad ya no existan los samuráis y la katana se use únicamente en el mundo marcial, el legado y las tradiciones de estos herreros nipones continúan pasando de generación en generación.
Katana Kaji – Foto de: Moriakimitsuru

La labor del herrero japonés comienza a tener gran relevancia cuando la katana se había convertido en el arma principal de los samuráis. Desde aquellos antiguos tiempos, el trabajo de los herreros era considerado sagrado, y ellos eran vistos como una especie de magos, ya que trabajaban siguiendo unos rituales shintoístas durante el proceso de creación de la espada. Algo que se sigue haciendo hasta hoy en día.

Para la forja de una katana los herreros introducían el hierro junto a otros minerales en un horno de fundición para conseguir el acero. Luego lo sacaban y lo trabajaban martillándolo y doblándolo, repitiendo este proceso unas doce veces para lograr el grado de dureza adecuado para la espada. Una vez doblado el acero y estirado, se le daba la forma típica de la katana. Luego comenzaba el proceso de afilado y pulido de la hoja, y una vez que se lograba destacar la belleza de la misma, finalmente grababan su nombre ocultándolo bajo la empuñadura. Es un proceso largo, que dependiendo de la calidad y el resultado que se quería conseguir de la espada, podía tardar semanas, meses y hasta años. En la actualidad se sigue exactamente el mismo método para hacer espadas japonesas, con la única diferencia de que los herreros de hoy tienen más conocimientos sobre la composición de los minerales.

Los aprendices del herrero

Para continuar una tradición tan antigua como la de los Katana Kaji, se necesita pasar el conocimiento a las nuevas generaciones. Los herreros japoneses son conscientes de esto, y es por eso que aceptan aprendices para que conozcan el oficio. Pueden ser los mismos familiares del herrero, que continúan con el linaje, o bien personas interesadas en este arte que son aceptadas como aprendices del herrero. También existen escuelas, en donde ellos comienzan aprendiendo lo básico sobre el funcionamiento de los hornos, y luego colaboran en los talleres para forjar las espadas. Se tardan varios años en perfeccionarse y aprender cada paso a seguir durante la forja, pero el dar a luz a una afilada y detalla espada es orgullo de todo herrero y el sueño que quiere alcanzar todo aprendiz.

 

Fuente: http://mirandohaciajapon.com/katana-kaji-los-misticos-herreros-de-japon/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here